Sobre Basilisco

Sin artificio

La prosa de Jon Bilbao es rotunda, desnuda, precisa, inteligente. Carece de adornos y de florituras. Es corta, rítmica. Transparenta una imaginación de las que se tiene o no se tiene, que no se fuerza. Pocas imágenes individuales y una fuerza terrible en las imágenes de conjunto. El terror como el ingrediente que distingue a la belleza de lo sublime.

Leyendo Basilisco supe muy pronto que estaba en las manos de Bilbao, que me llevaría por los altibajos de mi propio terror y me soltaría cuándo y cómo quisiera.  En las calculadas treguas. El punto de cruce de la estructura es sorprendente. El juego de contrastes misterioso. Un texto a dos líneas no apto para cualquier paladar, pero en el que todo lector encontrará placer en algunas de sus dimensiones El todo es escurridizo, conceptual, interesante.  

Un texto escondido sobre la soledad del escritor.

La sencillez desnuda de la palabra precisa y elegante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s